viernes, 23 de julio de 2010

Ánimo

ánimo de debate conmigo mismo
ánimo de precisos electrones
ánimo de montarme en alucinaciones

ánimo de enumeraciones:

ánimo de que los filos
los revoques
y las balas
se ablanden como la piel
como el horizonte
como esos ojos de aceptación
de destino común
de investigación
con células
madre

ánimo de masticar
diferencias
y convertirlas en
amistosos
bolos

ánimo de cagarme
en esos giles
que se creen
dueños de la naturaleza
y de las sílabas
miserables

ánimo de franqueza
de sangre difusa
de bloques de cemento
que regalen
ojos y flores

ánimo de conectarme
con ciertos
manjares
clandestinos
de la luz