martes, 31 de marzo de 2009

Niño genio o los misteriosos caminos del éxito

tu tono labrado
por las burbujas
de un nebulizador

no fue suficiente

tu mirada parada
a la hora indicada
en el punto prudente

no fue suficiente

tu plumita ágil
prolífica
bromista y temprana

no fue suficiente

un puré
angustiante y deforme
de lo que fuiste
decora ahora
mi vereda

me alegro por ti
pero más
por
mi

0
0

No hay comentarios: