sábado, 11 de julio de 2009

Perdedores e infelices (apología)

nosotros
que somos obeliscos
sin sombra
bolsas de papas
podridas
bichitos sin luz
resistencias
metálicas

nosotros
que sabemos
de la falsedad de lo nuevo
de aquello que pretende
ser paz y progreso
para salvarnos
de lo que late
perforando la carne
congelada:

no gritemos
con nuestro hilo
baboso y diminuto

no abramos la boca
para que el mundo
la llene de espera
y nos siga seduciendo
a mover su rueda
como hámsters

no seamos tenues
brisas juveniles
que sueñan transportar
semillas
en su seno

defendamos
las contradicciones
del disgusto
hasta que nos envuelvan
perpetuas
sábanas
manchadas
de placer


0

2 comentarios:

Alejandro Arriaga dijo...

agus, sabias que mas alla de ser unos netos perdedores, ambos sin saber de la presencia del otro, emos pasado a conformar una lista de seudo ganadores? http://envozaltarevista.blogspot.com/search/label/poes%C3%ADa
un abrazo

Cíclopa dijo...

Nosotros que soy una cúpula de iglesia
que se dora en el ojo del ciego
que mira mundo, mata mundo, como para practicar una nueva necesidad. Nosotros que soy poesía e indigencia en un sólo plato, hermoso hermoso para daltónicos y anónimos. Para nosotros.